EL LAGARTARIO DE FRONTERA.

lagarto gigante

Hasta 1974 se creyó extinguido cuando un pastor descubre ejemplares en la Fuga de Gorreta. A través de un plan de reintroducción se ha procedido a la suelta controlada de ejemplares en aquellos lugares donde se han encontrado restos de su existencia. Mediante una visita guiada se puede conocer el trabajo del equipo responsable de este Plan y contemplar los ejemplares que viven en el centro. En este Centro de Reproducción y Cría en Cautividad comienza la vida del lagarto gigante de El Hierro. Aquí nacen, se crían y posteriormente se liberan en su hábitat natural. Ubicado al pie del Risco de Tibataje, en el Valle de El Golfo. En el Centro se desarrolla un plan de recuperación de esta especie para su posterior reintroducción en aquellos lugares donde se han encontrado restos fósiles.

En Mayo  de 1995 se inauguró en Frontera el nuevo centro de Recuperación. Se le conoce popularmente como "El Lagartario" y  se encuentra ubicado al pie de la Fuga de Gorreta. Está constituido, entre otras dependencias, por laboratorios y varios terrarios. Además de ser crucial para la reproducción con éxito de la especie, es un lugar muy recomendado para visitar ya que desempeñan una gran labor educativa ambiental, que es de incalculable valor para su conservación. 

     El Lagarto Gigante de El Hierro es bastante robusto, de color pardo negruzco, presentando dos series laterales de ocelos de color amarillo limón que se intensifican en el período reproductor. Los ejemplares adultos no superan los 60 centímentros de longitud total, alcanzando en ocasiones los 400 gramos de peso. Es probable que en el hábitat natural, algunos ejemplares puedan alcanzar mayor longitud (hasta 75 centímetros), aunque este extremo no está aún confirmado. Los machos presentan cabezas más grandes que las hembras, la base de la cola más engrosada y alcanzan tallas mucho mayores. 

     Los bimbaches, antiguos pobladores aborígenes de la isla del Hierro, fueron testigos inequívocos de la existencia de grandes lagartos que se desarrollaban fundamentalmente en los malpaíses volcánicos de la isla. Debió haber ocasiones incluso, en las que esporádicamente, les sirvieron como fuente de alimento. La primera noticia que se tiene sobre el Lagarto Gigante de El Hierro, proviene probablemente de las crónicas antiguas del Rey Juba II, que datan del siglo II A.C.; recogidas por Plinio en su Historia Natural, donde se habla de una isla, Capraria, llena de grandes lagartos, aunque no se sabe a ciencia cierta si podría tratarse de ésta u otra isla.

     No sólo por ser uno de los centros más importantes de El Hierro, la visita al Lagartario es obligatoria, sino porque con ello hacemos una gran obra, ayudamos a la conservación de una especie considerada como la más amenazada de Europa.


Ctra. Gral. Las Puntas s/n. Frontera.

Información y reservas: 922 555 056.

Horario: Martes a Sábado  10.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.00. Domingos: 11.00 a 14.00